Apoyo a la autonomía en el propio hogar

El programa de apoyo a la autonomía en el propio hogar da respuesta a la necesidad de un número importante de personas con discapacidad intelectual que no son perfil de recursos de vivienda como pueden ser los hogares residencias pero tampoco pueden vivir de forma independiente sin apoyo.

Este programa se dirige a personas con disminución psíquica que han optado por vivir en una vivienda, propia o de alquiler, solas, en pareja o con otros beneficiarios del programa de apoyo, de forma autogestionada e independiente, a las que se les presta un apoyo puntual y personalizado en función de las necesidades para el desarrollo de las actividades de la vida diaria. Este apoyo se realiza tanto en su hogar como en la comunidad, posibilitando su autonomía.

Las principales áreas de apoyo son:

^

Cuidado personal: higiene personal y del vestir, hábitos de salud y seguridad, atención médica y cumplimiento del tratamiento.

^

Organización doméstica: gestión de la economía y presupuestos, planificación y organización del mantenimiento del hogar, organización del horario diario y los fines de semana.

^

Actividades instrumentales: limpieza, mantenimiento de la vivienda y confort, tareas relacionadas con la alimentación, uso de aparatos y tecnologías, cuidado de la propia ropa, compras y manejo de dinero, mantenimiento y decoración del hogar.

^

Relación con el entorno: realización de gestiones fuera del hogar, uso de transportes, organización del ocio y actividades recreativas, actividades de conocimiento del barrio y de la ciudad, habilidades de relación social y mantenimiento de vínculos familiares, vecinales y de amistad, participación en actividades y aprovechamiento de recursos del entorno comunitario, actividades de apoyo de la vida laboral.

Requisitos de acceso

  1. Tener reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33%.
  2. No tener reconocida la necesidad del concurso de otra persona.
  3. Tener 18 años o más y menos de 65 años.
  4. Poder desarrollar las actividades de la vida diaria con el apoyo previsto y ajustado a sus necesidades.
  5. Tener valorada la situación de dependencia con grado I o bien con no grado.
  6. Estar empadronado y residir legalmente en un municipio de Cataluña durante cinco años.

acidH atiende:

Personas que viven en su domicilio particular

Personas que viven en nuestros 2 hogares con soporte gestionados por la entidad

Personas que viven solas o en pareja en 4 pisos de alquiler de protección oficial según Convenio firmado con el Patronato Municipal de la Vivienda

El acceso al programa de apoyo en el hogar se hace mediante la resolución de Bienestar y Familia que aprueba la ayuda una vez valorada la persona por el CAD.

No obstante, las personas también pueden acceder a la atención de apoyo en el hogar de manera privada si quedan excluidos de los criterios del programa de Bienestar y Familia o mientras no esté abierta la convocatoria.