¿Por qué ser voluntario?

Cuando nació ACIDH sólo contaba para salir adelante con la ayuda de voluntarios que querían colaborar con el proyecto. Es por ello que actualmente el voluntariado es una de las piezas fundamentales que hacen posible que el proyecto siga vivo y en continuo crecimiento.

Desde ACIDH ofrecemos la posibilidad de llevar a cabo una labor de voluntariado en diferentes áreas y servicios de la organización: servicio de comedor, extraescolares, apoyo a la clase, acompañamiento a las salidas, apoyo en la búsqueda de trabajo, mentoring, sesiones formativas en los hogares o en el centro de atención al cliente, soporte administrativo, acompañamiento individual, apoyo en eventos y campañas de comunicación, investigación e innovación, etc.

El tiempo de dedicación del voluntariado puede variar en función de la disponibilidad del voluntario. Cada persona decide el tiempo y horario con el que quiere colaborar, y a partir de ahí se puede determinar dónde podría encajar dentro de las necesidades de la entidad.

Los requisitos, tanto a nivel de experiencia como formativos, varían en función del voluntariado. Partimos de la base que todo el mundo puede colaborar de una manera u otra, a menudo sólo hay que tener la voluntad y las ganas de hacerlo.

Todo voluntariado sigue un proceso compuesto de diferentes fases.

Como voluntario o voluntaria de ACIDH tienes la oportunidad de colaborar en un buen ambiente de trabajo, con la oportunidad de aprender en un entorno dinámico y colaborativo.

Las personas voluntarias son una pieza clave en la integración de nuestros usuarios y usuarias. Con tu tarea ayudarás a hacer crecer un proyecto para mejorar la calidad de vida de las personas con inteligencia límite (IL).

Mentre duri el confinament, hem habilitat un telèfon mòbil per a cada servei per a consultes urgents.