Las escaleras de acceso a la sede de acidH, muestran desde el martes los prototipos de viviendas que los alumnos de la Escuela ELISAVA han estado trabajando durante los últimos meses, conjuntamente con el área de vivienda de acidH. El objetivo: conseguir el diseño arquitectónico ideal para satisfacer las necesidades de vivienda de personas con IL o discapacidad intelectual leve.

Un diseño ideal para los usuarios

exposicio-com-vius-6A través de la asignatura “Hábitat Futura” de ELISAVA, los alumnos han buscado pisos reales en la ciudad de Barcelona, que han rediseñado mediante maquetas, para adaptar los espacios a las necesidades de las personas con IL. Los mismos alumnos han convertido las escaleras de la sede de acidH en una exposición, que se mantendrá durante un tiempo, para mostrar estos prototipos de casas ideales que han planteado.

Pequeñas viviendas dentro de una misma vivienda, mediante una distribución que combina la privacidad con los espacios comunes de aprendizaje. Habitaciones para la vida privada de cada uno de los usuarios, integradas con espacios de vida comunitaria como los baños o la cocina, donde los usuarios pueden realizar talleres para aprender a cocinar y a afrontar otras situaciones cuotidianas de vivir en un piso por ellos mismos.

En estos espacios adaptados, poco a poco irán asumiendo responsabilidades diarias para conseguir la máxima autonomía posible, con el apoyo de profesionales. Muebles adaptables o terrazas con posibilidades de crear en ellas pequeños huertos urbanos para que los usuarios adquieran responsabilidades, son algunas de las propuestas que incluyen estos prototipos ideales.

El diseño como solución a los problemas sociales

Esta colaboración entre las dos entidades, ha permitido a los alumnos conocer de cerca las experiencias de los usuarios, la manera cómo viven en los actuales hogares con supervisión que gestiona acidH, hablar con los educadores y otros profesionales que les ayudan en su día a día, para entender realmente sus necesidades y trasladarlas a una posible vivienda.

En palabras de Daría di Seta, arquitecta y responsable del área de Interiorismo de Elisava, proyectos colaborativos como éste “hacen del diseño una herramienta para dar soluciones a problemas reales de la sociedad”, en este caso, relacionados con el acceso a la vivienda de personas con IL.

El objetivo final del proyecto es poder adaptar estos prototipos de vivienda ideal en pisos reales de la ciudad, para que puedan entrar a vivir más usuarios de acidH. Este es el camino que pretende seguir el proyecto en una segunda fase, en el que han colaborado los profesores de ELISAVA Francesc Pla, Adriana Mas, Ramón García, Daria De seta (Responsable área interiorismo), Joaquim Matutano (Responsable del contacto) y Albert Fuster (Director Académico). Junto con los alumnos encargados de diseñar los prototipos presentados en la exposición: Martina D’acosta, Paula Ramiro, Ada Mayó, Adrià Baquer, Maria Colomer, Henni Maria Heino y Carlota Hidalgo.

Hogar de entrenamiento para personas con IL

Paralelamente al proyecto colaborativo con la Escuela ELISAVA, desde acidH surge un proyecto de vivienda nuevo, que Elena Godoy, responsable del área de vivienda de la entidad, explicó al inicio de la exposición, junto con el patrón de acidH y arquitecto Esteve Cabré.

Se trata de un hogar de entrenamiento para personas con IL, que surge como iniciativa para acompañar a los usuarios y usuarias en la capacitación hacia la máxima autonomía, como paso intermedio de preparación entre el hogar residencia o el hogar familiar (donde no asumen riesgos ni responsabilidades por sí mismos) hacía el hogar con apoyo (donde los usuarios y usuarias adquieren las responsabilidades de vivir con autonomía, con la supervisión eventual de educadores).

De esta forma, el proyecto es un escenario de entrenamiento para capacitar a las personas con IL O DI leve en las habilidades y apendizajes funcionales necesarios para que puedan acceder con suficiente nivel de autonomía personal y social a una vivienda supervisada o normalizada, según cuáles seas sus posibilidades y proyecto de vida.

El primer piso de entrenamiento de acidH se ha abierto esta semana en Hospitalet acogiendo a cuatro usuarios que, durante un año, vivirán en este escenario de preparación y capacitación para afrontar responsabilidades y una mayor autonomía en su día a día. El objetivo es conseguir, más adelante, más pisos de entrenamiento y adaptarlos arquitectónicamente a los prototipos ideales trabajados por la Escuela ELISAVA.

¿Por qué el proyecto hogar de entrenamiento?

Una de las necesidades básicas y principales carencias con las que se encuentran las personas con Inteligencia Límite o Déficit Intelectual leve (DI) es la falta de vivienda digna y adaptada a sus condiciones. La vivienda se convierte en un ámbito donde la persona con IL puede expresar sus vivencias y sus conflictos, tanto en relación con ellos mismos como con los otros y su entorno, cubriendo tanto las necesidades primarias (alojamiento, manutención…) como secundarias (de autorealización, de autoestima…).

Muchos son los aspectos que pueden comportar numerosas limitaciones para este desarrollo personal, como la sobreprotección de la familia, que trata de evitarles la mayor cantidad posible de riesgos y dificultades que comporta la vida, o las dificultades de acceso a la vivienda, nacidas de la escasez de recursos económicos, el desconocimiento de la discapacidad a escala social y el elevadísimo coste de la vivienda.

La oportunidad de desarrollar un proyecto de vida independiente, fuera del domicilio familiar de origen, es un factor saludable porque evita, por parte de la familia, el riesgo de sobrecarga, y permite a la persona desarrollar su vida con más calidad, favoreciendo la inclusión social, la autodeterminación, el bienestar físico y emocional.

Todavía estáis a tiempo de visitar la exposición para conocer mejor estos fantásticos proyectos!